Doom Patrol

7.7
Reimaginación de uno de los grupos de superhéroes más emblemáticos de DC: Robotman, Negative Man, Elasti-Girl y Crazy Jane, liderados por el científico loco Dr. Niles Caulder. Los miembros de esta peculiar patrulla rememoran las circunstancias que les llevaron a obtener sus habilidades sobrehumanas, causando toda clase de cicatrices y desfiguraciones que les impiden llevar una vida normal. Desesperados, proponen a su Caulder defender el planeta Tierra de los mayores peligros que jamás se hayan conocido. Siguiendo con los acontecimientos que tienen lugar en "Titans", la patrulla recibe un encargo de Cyborg que no podrán rechazar, aunque cumplirlo implica que sus vidas nunca volverán a ser como antes....Doom Patrol Critica: eneralmente, jamás valoro una serie sin haber visto al menos una temporada. Pero ya se tendrían que torcer mucho las cosas para que la Doom Patrol (la Patrulla Condenada en cristiano) no acabara siendo la mejor serie de súper héroes de estos últimos años, y probablemente de todos los tiempos. Y esto que parece hipérbole, no lo es tanto si consideramos que la serie sigue fielmente el espíritu que el mejor escritor de cómics en activo (Alan Moore ya no lo está, o casi no, que de vez en cuando se descuelga con alguna que otra maravilla, pero en todo caso de forma esporádica), Grant Morrison, imprimió a este equipo de lunáticos y rarezas. El espíritu de lo extraño y lo imaginativo, lo grotesco, lo paródico y lo sublime. Parecía imposible de lograr, pero desde el primer episodio la serie toma unos derroteros escabrosos y arriesgados, presentando unos personajes escasamente heroicos pero extraordinariamente tridimensionales y creíbles. Este puñado de fenómenos de feria, claustrofóbicamente «protegidos» (más bien enjaulados) por el enigmático Jefe, resultan patéticos a pesar de (o más bien precisamente por) sus súper poderes, y esto es aprovechado sabiamente por los responsables de la producción para llegar al corazón del público, que no puede evitar sentir compasión por ellos. En esa misma línea, cada episodio ahondará en el trágico (o tragicómico) pasado de cada uno de los protagonistas, que resultarán ser criaturas profundamente falibles y, por tanto, humanas, muy alejadas de arquetipos de perfección como Superman, Batman o Wonder Woman....Doom Patrol
Descargar
Descargar
Descargar
Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Whiplash: Música y obsesión

Drama Musica
8.4

El objetivo de Andrew Neiman, un joven y ambicioso baterista de jazz, es triunfar en el elitista Conservatorio de Música de la Costa Este en el que estudia. Marcado por el fracaso de la carrera literaria de su padre, Andrew alberga sueños de grandeza. Terence Fletcher, un profesor conocido tanto por su talento como por sus rigurosos métodos de enseñanza, dirige el mejor conjunto de jazz del Conservatorio. Cuando Fletcher elige a Andrew y para formar parte del conjunto musical que dirige, cambia para siempre la vida del joven. La pasión de Andrew por alcanzar la perfección se convierte en obsesión, al tiempo que su despiadado profesor lo lleva al límite de su capacidad y de su salud mental. Whiplash Critica: Damien Chazelle presentó en 2013 un cortometraje en el que un estudiante y virtuoso de la batería entraba a formar parte de la banda de jazz de su conservatorio, dirigida por un estricto profesor. Esa idea cuajó y ahora nos llega la versión completa de esa historia, la tensa relación entre un alumno que se desvive por la música y un profesor que busca la absoluta perfección. Whiplash Chazelle consigue con Whiplash una conjunción perfecta entre el amor a la música y el desarrollo de sus personajes. Plano a plano la película parece construirse sólo con acordes, golpes de baquetas y resonar de las trompetas, una mezcla musical fantástica que se mueve entre Caravan y Whiplash, jazz potente que aún retumba en mis oídos. Pero no sólo de música vive esta película, ya que Chazelle consigue que profesor y alumno entren en una batalla épica de redobles y platillos, haciendo que el espectador abandone su posición pasiva y participe de forma activa en su historia. Una película que despierta la pasión por la música, aunque sea mínima, que todos llevamos dentro, y el culpable no es sólo el director, sino que sus dos protagonistas, un soberbio J.K. Simmons y un apabullante Miles Teller, ponen la piel de gallina. Una máxima que dejan bien patente en todo momento es esa búsqueda de la perfección, esa obsesión (a veces malsana) de alcanzar un nivel casi inalcanzable, algo que comparten ambos protagonistas, cada uno a su manera y por caminos distintos. Esa obsesión queda también muy bien reflejada en su difícil relación: dura, sufrida, pero llena de pasión, una pasión explosiva con un zenit inmejorable. Llama la atención el tratamiento del sonido en Whiplash y su perfecta sintonía con la imagen. No es algo raro si tenemos en cuenta que su director es un amante reconocido de la música en general y del jazz en particular, y ese amor se nota que lo ha traslado a su mano y a su objetivo. El montaje de imágenes, repetimos, va en sintonía al sonido, a ese tronar de la batería, a los acordes de sus dos temas principales, con lo que da un ritmo trepidante (faltaría sólo eso) y un fluir de la historia muy acertado, porque no sólo de música vive Whiplash, aunque así su personaje lo pretenda con el tratamiento que de su vida real da, encontrada con su vida profesional, o la obsesión de alcanzar la maestría detrás de una batería. Whiplash

Errante corazón

Drama

Un verano caótico en Argentina y Brasil se convierte en un punto de inflexión en la vida de un hombre destrozado y su hija adolescente.....Errante corazón Critica: una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia..... Errante corazón

Loki

Action & Adventure Drama Sci-Fi & Fantasy
9

Loki, el impredecible villano Loki (Hiddleston) regresa como el Dios del engaño en una nueva serie tras los acontecimientos de Avengers...Loki Critica: esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia..... Loki

Dirty John

Drama
7

Esta antología del verdadero crimen, basada en el podcast del mismo nombre, sigue la terroríficamente verdadera historia del romance del diseñador de interiores del Condado de Orange, Debra Newell, con John Meehan, un atractivo y romántico encantador que arrastra a Debra y la mete en su red de mentiras. . Critica: Normalita y cómoda de ver, tanto que mientras la ves puedes hacer la lista de la compra, o discurrir la cena. Porque no pasa mucha cosa, es una previsible historia hombre malo y mujer buena se conocen por internet...y lo de siempre. Es cierto que se basa en hechos reales y había que ceñirse a lo que sucedió. Pero un poco más de chispa no hubiera estado mal. Porque eso es lo que falta. Es algo soso todo. John es soso, la chica es sosa, la relación es sosa..no tiene gracia. Lo mejor, los personajes de las dos hijas, tan distintas una de otra y haciendo muy buen papel en mi opinión. Lo peor todo lo demás. Hasta el doblaje de la pareja protagonista me chirría. Le doy un cinco porque me ha distraído puntualmente y algún ratito bueno me ha dado. Que ya es mucho.

Múnich en vísperas de una guerra

Drama Historia
6.9

Otoño de 1938. Europa se encuentra al borde de la guerra. Mientras Hilter se prepara para invadir Checoslovaquia, el primer ministro británico Neville Chamberlain (Jeremy Irons) busca desesperadamente una solución pacífica. El joven funcionario británico Hugh Legat (George McKay) viaja a Munich para una conferencia de emergencia, adonde también se dirige el diplomático alemán Paul von Hartmann (Jannis Niehwöhner). Paul es un ex compañero de clase de Hugh de su época en Oxford. Mientras ambos ven si se puede evitar la guerra, y a qué coste, los dos amigos se encuentran en el centro de un complot político, en el que quizá sus propias vidas estén en peligro....Múnich en vísperas de una guerra Critica: La realidad supera la ficción. No es de extrañar que Robert Harris escribiera una novela sobre la Conferencia de Munich que daría paso libre a Hitler en Checoslovaquia en lo que se llamaría "apaciguamiento", la política de ceder a cualquier cosa ante Hitler para mantener la paz seguida por Inglaterra. Las verdades a medias son peores que las mentiras pues contienen parte de verdad y cuelan mucho mejor. El film, muy bien llevado por otra parte, es un lavado de cara espectacular de lo que fue la política británica de apaciguamiento. Es realmente triste que un film tan bien hecho y sobre un tema de tanto interés sea incapaz de mostrar aquella parte de verdad que mostraría la verdadera miseria que fue la política británica de aquellos días. No se han atrevido a contar toda la verdad, sencillamente. Es un juego muy sutil. El film pertenece a esa categoría tan especial de reconstrucciones históricas de grandes momentos a los que nos tiene acostumbrados el cine británico, recordemos las muy recientes sobre W. Churchill en los días de la derrota en Francia y las presiones para un acuerdo con los alemanes. No es solo el periodo prebélico de 39-45, también hay ejemplos en el previo a agosto de 1914 y otros muchos casos en el cine norteamericano, el danés, el noruego o incluso el alemán. Son films que nos meten en la intrahistoria de los grandes momentoso.... Múnich en vísperas de una guerra

Competencia oficial

Comedia Drama
6.4

Dos actores de muy diferentes trayectorias chocarán por sus métodos contrapuestos durante la preparación de una película financiada por un millonario ávido de notoriedad y dirigida por una prestigiosa y algo excéntrica directora....Competencia oficial Critica: No hay más ciego que el que no quiere ver. Por fortuna a la sociedad entre Gastón Duprat y Mariano Cohn -sea con o sin el segundo implicándose en 'Mi obra maestra'- no le faltan ojos para observar, reírse y radiografiar el esperpento en una hoda de mofas al mamarrachismo, la estulticia y la ostensible superficialidad que rodean a las altas esferas de la élite cultural, ya sea en la rama literaria ('El ciudadano ilustre'), en la pintura y las artes plásticas -en la ya aludida incursión en solitario de Duprat- o, como en este caso, al choque de personalidades opuestas durante los ensayos de una gran producción cinematográfica donde la borrachera de egos desfila a través de unos histriones consumidos por el hambre de notoriedad y el derroche de popularidad -la tragadera autoparódica presente en el hollywoodiense Félix Rivera es directamente proporcional a la grandeza de un, ahora sí, convenientemente sobreactuado Antonio Banderas-, en una Penélope Cruz tan divertidamente petarda como no la recordaba desde... nunca, dejándose exorcizar por (me mojaré adivinándolo) a partes iguales por Lucrecia Martel e Isabel Coixet. La guinda de contrapunto a tamaña feria de las vanidades la pone un Oscar Martínez cuyo Iván Torres, curtido animal de teatro, carece tanto de filtros o postureos arribistas como de humildad. Por su parte, Pilar Castro e Irene Escolar gozan de gloriosas intervenciones, sin que al menos a una de las dos le haga falta abrir la boca durante más de dos segundos -no para hablar-. Con cartas así es difícil equivocarse. Y menos cuando sabes que la acidez y la incorrección política son resortes fijos en el cine de sus directores. Tan buena como cabía imaginar para los que ya eramos adeptos a Cohn & Duprat. Y si no ya tardas en descubrirlos.... Competencia oficial